[ENTREVISTA] Alexander Robotnick habla para Promodiscopy

-
Cuando pronuncias el nombre de Alexander Robotnick irremediablemente te viene a la imaginación la cantidad de problemas relacionados con el amor que habrá tenido nuestro hombre, y no por ser un Lorenzo Lamas, que igual también, sino por la canción que cautivó los corazones de medio mundo y las cabezas del resto. "Problèmes D'amour" es el himno de sabor discotequero y regusto electroide que grabó en 1983 y que desde entonces se ha mantenido en boga por sonar igual de fresco. Sin embargo, la carrera de Mauricio Dami no es monocromática, quiero decir, no es productor de cortas miras, más bien todo lo contrario. Dicen de él ser un productor de Italo-Disco pero la visión de Maurizio a nivel compositivo es tan diferente como enriquecedora. Prueba de ello son las inumerables colaboraciones en bandas de música experimental y de ambiente, de rock y new wave, de jazz futurístico y música de meditación, y sus trabajos en solitario donde el italo, el house, el techno y el electro se vuelven sus armas de construcción masiva. Aprovechando su visita a Gijón le hemos enviado unas preguntas para conocerlo mejor.
 
Hola, Maurizio, en primer lugar felicitarle por su carrera, es un placer charlar con usted. ¿Sigue viviendo en Florencia? ¿Cómo es la vida en la ciudad del eterno 'Ponte Vecchio'?
 

Es la eterna nada… jaja. Sí, aún vivo en Florencia, nunca me he movido de aquí.

Han pasado ya casi cuatro décadas desde sus primeros trabajos, ¿cómo se siente en la actualidad?

Mayor, obviamente. Pero todavía me divierto cuando trabajo en el estudio. Durante mi larga carrera he acumulado muy buenos sintetizadores y outboards para que mi estudio parezca lo más deseable que podría haber soñado cuando comencé a producir música. Afortunadamente, todavía me divierto cuando actúo en directo o pincho, porque cuando ya no te diviertes este trabajo se convierte en una tortura… 


Y cuatro décadas desde "Problèmes D'Amour". Esta obra cautivó las orejas, los corazones y las mentes de casi dos generaciones de DJs y bailarines de la vieja escuela, además la canción fue importante en The Loft de Mancuso y Paradise Garage de Levan. El haber escrito una canción que se ha convertido en himno parece algo bonito pero, ¿cómo lo es para su creador?

Ahora es muy buena, gracias. Durante años, después del lanzamiento, no pude escucharla más, se convirtió en una especie de obsesión, todos riendo y haciendo
«Aua» cuando estabamos por ahí. Empecé a odiarla. Pero después, en el 2000, la reconsideré y comencé a disfrutarla verdaderamente. Es una buena canción, bien escrita, incluso musicalmente hablando. Siempre la toco mientras pincho y entonces, créeme, es una enorme ventaja sobre otros rivales ser el autor de un hit, aunque sea underground. 



¿Qué elementos son para usted los más importantes en el estudio de grabación y en directo?

El groove rítmico por supuesto, porque no puedo estar en el estudio sin bailar un poco. La gente que viene a mi estudio a trabajar me suele decir: "Cuando te levantas y bailas significa que el track empieza a funcionar". Algo de melodía parece ser importante también, a pesar de que a menudo surge de forma involuntaria y tengo la sensación de que he estropeado el potencial "clubbing" de la canción.


Algo característico en su obra es el sonido de la potente TB303. ¿Fue premeditada la incorporación de éste y no otro bassline a sus composiciones o pura casualidad?

Premeditado, porque siendo Alexander Robotnick
definitivamente debo usar la 303… jaja, tal vez. Pero en realidad la TB está siempre delante de mí y sigue siendo una de mis herramientas favoritas. Es un placer para mí programar a la antigua (sin MIDI). Creo que en una canción de baile siempre hay espacio para una línea TB, ¿por qué no?



Además de compositor de música Wave, Italo-Disco, Electro, Ambient, House o Afrobeat, es también coleccionista de casetes de música de la India. Al parecer es usted un hombre con muchas inquietudes…
 

También produje música india con una banda llamada "Masala", 2 CDs editados por Materiali Sonori. Trabajaba con un músico de Mumbai que tocaba el Bansuri (flauta de bambú). Soy un amante de la India desde los años 80, voy allí muy a menudo, casi cada año. No por la religión, me gusta el "raga" y la música de los templos, el lado rural del país. Me encanta rodar vídeos y actuar como DJ allí. Y sí, tengo una enorme colección de cintas de la India, y muchos discos de África. Tengo curiosidad, como casi cualquier músico, creo.

Raga: esquema melódico en que se establece una composición y una improvisación, basado en una colección dada de notas (generalmente de cinco a siete) y patrones rítmicos característicos. 



Sin embargo, antes de producir música usted estaba involucrado en asuntos de carácter político, ¿qué opina del panorama actual?

En pocas palabras: 1) Ahora está claro que el presidente de la democracia más importante, los EE.UU., es sólo una marioneta y esto asusta mucho. 2) Europa no está preparada para la democracia. 3) La guerra está mucho más cerca que en los años 60 pero a los jóvenes no les importa o no lo entienden, mostrando también un sutil sentir nihilista. 4) No hay información veraz, solo noticias locales y periódicos partidistas. Vivimos en la era de la post-verdad. Ahora quien obtiene el poder en internet tiende a pensar que tiene el poder sobre todo el planeta, pero algo saldrá mal.


Italia y España son países cuyas sociedades guardan cierta relación, ¿le atrae la cultura española? ¿le interesa el sonido balear?

Para ser sincero, a veces los vecinos están más distantes que las personas remotas. De todos modos, Barcelona y Madrid están entre mis ciudades favoritas. España es grande y todos los europeos saben mucho sobre la cultura española. En cuanto a mí, realmente aprecio la escena clubbing española y sus producciones de música de baile.


Hablando de Italia, el afro-cosmic y discotecas como Kinky, Baia Degli Angeli, Cosmic Club, Le Cupole o Typhoon marcaron los 80s. ¿Guarda algún recuerdo especial de aquel momento?

En realidad no conocía la escena de la costa este en ese momento. Yo estaba en la costa oeste. Florencia y la costa del Tirreno. La música era diferente. Crecí como Alexander Robotnick en una escena rock, new wave y electro-pop británica. Florencia produjo bandas como Litfiba, Diaframma, Neon, Pankow, Robotnick.




Y qué nos podría contar sobre el proyecto Data From Africa. Hace años compartió en la red material unreleased. ¿Ha contemplado la posibilidad de publicarlo?  

Está en Soundcloud. Era material de grabación casero. Ahora ya estamos un poco viejos para retomar este proyecto así que solo tienes que ponerlo en tu lista de reproducción y disfrutarlo. 

Por todo el contenido visual, fotos, videoclips, etc., parece que el humor es una constante en su día a día  

Sí, cuando no pienso en la guerra… 

Dejémonos de guerras y finalicemos a lo grande, con un mensaje positivo. ¿Por qué no nos recomienda algo, por ejemplo, una canción, un libro, un disco, una película? 

Álbum: "Power Spot" de John Hassel.
Película: "Rangaa Patangaa" de Prasad Namjoshi.





-
Entrevista publicada el 24 Abril 2017 por David GM para Promodiscopy. Traducción de Xoxe V. Redacción de Enrique GK.

 

About

Bailar la música de discos prohibidos

VIDEOS

Mira aquí

Promodiscopy